Protege a personas y objetos de los fragmentos de cristal en caso de roturas. Esto significa que el cristal, una vez instalado, puede mejorarse con posterioridad para cumplir con la normativa legal aplicable según la EN 12600 (por ejemplo, en colegios, hospitales y centros públicos de atención al cliente, instalaciones deportivas y hoteles).

Las láminas de seguridad transforman definitivamente la resistencia del cristal frente a roturas, actos vandálicos y ondas expansivas y permite clasificarlos en los tipos de cristal de seguridad laminado que se definen en la EN 356, GSA  Nivel 2


Para resolver este tipo de riesgo disponemos de amplia variedad de láminas tanto transparentes como combinadas para alcanzar más beneficios:

Variedad de láminas de seguridad + control solar:
Láminas de seguridad reflectivas (tipo plata/espejo)
Láminas de seguridad neutras (ahumadas) 
Variedad de láminas de seguridad + privacidad:
Láminas de seguridad blanco mate
Variedad de espesores:
100 micras: interior y exterior permite subir la clase de seguridad a 2B2
175 micras: interior y exterior permite subir la clase de seguridad a 1B1
200 micras: interior
275 micras: interior
400 micras: interior